lunes, 15 de febrero de 2010

Juramento de Florence Nightingale

El «Juramento de Florence Nightingale», así llamado en homenaje a quien es considerada como la fundadora de la enfermería moderna, fue redactado en 1893 por un comité, presidido por la profesora Lystra E. Gretter, del Farrand Training School for Nurses y viejo Harper Hospital, en Detroit, estado de Michigan. Fue empleado por vez primera en la ceremonia de graduación de la citada escuela de enfermería en la primavera de 1893. Desde entonces el juramento es recitado con ocasión de la graduación en numerosas escuelas británicas y norteamericanas en celebraciones en las que tampoco falta un candil, como símbolo de la profesión. El texto viene a ser la transposición a la enfermería del juramento hipocrático que suscriben los médicos.

“Yo me comprometo solemnemente ante Dios y en la presencia de esta asamblea, a fin de pasar mi vida en pureza y practicar mi profesión fielmente.
Me abstendré de todo lo que sea perjudicial y malicioso y no tomar o administrar a sabiendas ninguna droga nociva.
Voy a hacer todo en mi poder para mantener y elevar el nivel de mi profesión, y se mantendrá en la confianza de todos los asuntos personales de mi cometido y de mantenimiento de todos los asuntos de la familia llegue a mi conocimiento en la práctica de mi vocación.
Con lealtad me esfuerzo para ayudar al médico en su trabajo, y dedicarme al bienestar de los cometidos a mi cuidado.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada